Logotipo

Centro de Formación Profesional, CFP P. Bartolomé Ambrosio SDB


Nuestra Obra



El Centro de Formación Profesional P. Bartolomé Ambrosio fue fundado en el año 1979, ubicado en la 39 calle "B" 6-69 zona 8 de la Ciudad Capital de Guatemala, es un centro donde se capacitan de forma integra jóvenes en diversas áreas técnicas tales como:


El hecho de que el centro lleve el nombre de un sacerdote católico sugiere pensar en el también sacerdote italiano Don Bosco, quien con el afán de buscar el bien a la niñez y la juventud de su época procuro alejarlos de las pandillas de aquel entonces pues tenían como única opción para su sobrevivencia el asaltar estaciones de trenes, comercios, caminos y calles de la ciudad, ello por carecer, debido a la situación político-social de la época, de educación accesible, de trabajo y en cientos de casos de familias integradas. Fue así que viendo estas necesidades Don Bosco aperturó escuelas matutinas, vespertinas y nocturnas, colegios e internados pero muy particularmente Obras Técnicas con las cuales a lo largo de los años los salesianos de Don Bosco se han hecho conocer en más de 130 países.



EL CENTRO DE FORMACION PROFESIONAL PADRE BARTOLOME AMBROSIO S.D.B. OFRECE A SUS EGRESADOS UNA VISION DE FUTURO



El C.F.P. ha logrado a través de los años satisfacer los requerimientos no solo de los jóvenes sino también del empresariado guatemalteco. En muchos casos la implementación de PEQUEÑAS EMPRESAS gracias a la formación empresarial fomentada en los años estudiantiles y como resultado de su búsqueda de superación del joven, es por lo que al visitar los pueblos cercanos no es extraño encontrar pequeños y medianos talleres en crecimiento constante. Otros tantos egresados del Centro de Formación Profesional han encontrado un espacio en el mundo del trabajo en tierras lejanas basta recordar el último ex alumno emigrado a la lejana AFRICA.


Otros han redescubierto a través de la formación técnica la necesidad de una continua educación superior por lo que varios de ellos se encuentran hoy día ocupando un asiento universitario particularmente frecuentando las facultades de las más diversas ingenierías. Otros se han sentido llamados a la vida religiosa tanto dentro de la Iglesia católica como de otras denominaciones por lo que no resulta extraño saber que sus egresados implementan labores pastorales en otras tierras. Sin faltar quienes sienten el llamado a la conformación seria y responsable de una familia lo cual en buena medida garantiza a futuro un resurgir del ya deteriorado tejido social.


El asociacionismo a los egresados del Centro de Formación Profesional no les es ajeno ni extraño ya que a través de su Asociación Local de Ex alumnos se agrupan para reciprocar la “Educación Recibida” por lo cual suelen apoyar a otros egresados que han sido tocados por el dolor -enfermedad, la muerte o la falta de empleo- Un alto sentido de la responsabilidad social los lanza a patrocinar otras obras benéficas con acciones sencillas pero significativas y concretas, emulando de este modo lo que en el Centro de Formación Profesional Padre Bartolomé Ambrosio aprendieron a vivir.